Publicidad
CASOS

5

SaludBox o cómo innovar en complementos alimenticios

Por
Boca con labios verdes y comprimidos sobre la lengua.

Hace un tiempo, poco podíamos imaginar que reforzaríamos nuestro organismo mascando chicle. Y esto es lo que se han propuesto en SaludBox, que han desarrollado una extensa gama de complementos alimenticios, que se venden en farmacias, presentados en comprimidos desleíbles, grageas chocolateadas, gominolas y chicles.

 

“La ventaja de todos ellos es que aprovechan la vía sublingual de absorción de sustancias, lo que permite un mejor y más rápido aprovechamiento de lo que contienen nuestros complementos”, explica Joaquín Tejero, su director de I+D.

 

Saludbox nace de forma fortuita, por la ilusión de su director general, Carlos Alfonso, y su director de I+D, Joaquín Tejero. Carlos recorrió diferentes países de Latinoamericana y se interesó por la vía sublingual y el mascar como forma de acceso de activos en el organismo. Mientras que Joaquín tenía interés en investigar esta vía, encontrar activos innovadores y poder convertirlos en productos funcionales para venta en farmacias.

 

Así, uno de sus objetivos es poner en práctica los conocimientos adquiridos dentro de la industria farmacéutica más moderna, dinámica y tecnológica. “Nuestros complementos saludables son fabricados con materias primas certificadas y garantizadas que se someten a controles (de calidad, químico, microbiológico) con el fin de garantizar la veracidad de lo que se indica en la etiqueta”, apunta.

 

“Desarrollamos formulaciones pensando en la comodidad de toma para los consumidores. Y acuñamos el término Happy & Health para poder transmitir nuestro objetivo: salud, pero de forma agradable”. Para ello, las etapas de producción siguen un riguroso proceso, según las buenas prácticas de fabricación.

 

Beneficios de la vía sublingual

El hecho de que sus productos sean administrados por vía sublingual es, porque, según Joaquín Tejero, existe un doble beneficio en la rapidez y en la absorción de las sustancias que vehiculizamos. Explican que es una de las mejores formas de administrar fármacos al organismo, ya sea como vía de rescate en pacientes críticos, o como vía de máxima absorción no invasiva en pacientes crónicos.

 

De este modo, mediante la vía sublingual, utilizando una menor dosis de activos, se consigue una mayor efectividad terapéutica. Pero esto no es todo, “esta vía potencial, permite una mayor velocidad de absorción y una biodisponibilidad más elevada, además de permitir una comodidad en cuanto a formato”.

 

I+D y expansión

Este lanzamiento sólo ha sido posible por su inversión en I+D. “De los dos años que llevamos establecidos como empresa, el 80% del tiempo lo hemos dedicado a la I+D. Ahora, con un buen arsenal de productos en el mercado, pensamos reducirlo, en valor relativo, a un 50%”, explica Joaquín. Quieren seguir innovando y trabajando en nuevas presentaciones.

 

Con el éxito conseguido en el país, en Saludbox ya están trabajando en la exportación de sus productos. “Tenemos conversaciones abiertas con distintos países y por diversos canales para hacer grande nuestra empresa más allá de nuestras fronteras. Los primeros contratos se firmarán en breve con China y México”.

 

Para innovar en un sector como este es imprescindible tener ganas, creer mucho en el proyecto, estar seguro de que va a funcionar e ilusión. Y para emprender, Joaquín Tejero acentúa que lo más importante es creer en lo que crees, pero sobre todo se necesitan apoyos financieros. “Afortunadamente, cuando un proyecto es tan interesante como el nuestro, se transmite la ilusión y aparecen los fondos”, explica.

 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad

ARCHIVADO EN:

salud start-up
Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar