ACTIVIDAD

2

Mercadona invertirá 1.200 millones para asegurar su liderazgo

El grupo de supermercados ha facturado en 2016 más de 21.000 millones de euros y ha creado 4.000 empleos. El objetivo es invertir para garantizar el crecimiento.

Por
El presidente de Mercadona, Juan Roig.

Dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Mercadona ya hace años que alcanzó la cumbre en el sector de la gran distribución. Es líder en facturación, número de tiendas, cuota de mercado… y a una distancia muy considerable del resto de competidores. Sin embargo, y tal como se desprende de la reciente comparecencia ante los medios de Juan Roig para presentar los resultados de 2016, la autocomplacencia no es una opción.

 

La cadena de supermercados ha experimentado un crecimiento sostenido y estable en los últimos ejercicios pero, lejos de conformarse, su máximo directivo anunció uno de los planes de inversión más ambiciosos que ha lanzado hasta la fecha la compañía. Y así, Mercadona destinará este año una partida de 1.200 millones a garantizar su crecimiento. La internacionalización de la compañía, la apertura de nuevos establecimientos junto con la reforma de algunos de los ya existentes, la tienda online y la puesta a punto de diversos centros logísticos son algunos de los proyectos a los que se destinarán estos fondos.

 

Esta fuerte inversión viene dada por la decisión que los accionistas de la compañía y el comité de dirección han tomado de quitar el foco en los beneficios a corto plazo en 2017 y 2018. “El capital de la compañía no va a suponer un freno para la transformación de la empresa”, ha destacado Juan Roig.

 

El pasado ejercicio Mercadona tuvo un beneficio total de 1.186 millones de euros, que la empresa repartió, como viene siendo habitual en los últimos años, entre sus trabajadores a través de primas (25%), impuestos sobre las ganancias (25%), fondos propios (40%) y dividendos para los accionistas (10%).

 

Lo que viene en 2017

 

Un globo sonda en Matosinhos. Era un paso lógico en una compañía que lleva más de una década aumentando ininterrumpidamente su facturación, beneficio, número de tiendas y plantilla. Mucho se había hablado de Italia aunque, finalmente, Portugal ha sido el país escogido para dar el pistoletazo de salida a la internacionalización de la compañía.

 

Mercadona aterrizará en el mercado luso sin pausa pero sin prisa. El primer paso será instalar en la localidad de Matosinhos, a unos 10 kilómetros de Porto, un centro de coinnovación. Con este movimiento, la cadena de supermercados pretende tomarle el pulso in situ al consumidor portugués –determinar sus gustos, los artículos más habituales en su cesta de la compra, sus hábitos de consumo…– a la vez que se trabajará codo con codo con los propios clientes para desarrollar nuevos productos que puedan satisfacer mejor sus necesidades. Actualmente la compañía tiene repartidos por España 12 centros de coinnovación que han permitido que los nuevos productos que Mercadona lanza al mercado tengan una ratio de éxito del 82%.

 

Con este trabajo de campo, Mercadona recabará la máxima información posible para que, cuando llegue el momento de abrir las primeras tiendas en Portugal, hacerlo con las máximas garantías de éxito. La apertura de los nuevos establecimientos, en concreto cuatro locales en 2019, supondrá una inversión de 25 millones de euros y la creación de unos 200 puestos de trabajo.

 

Al mismo tiempo, la compañía está reclutando y formando un equipo de directivos para que piloten el desembarco en Portugal e invertirá aproximadamente 6 millones de euros en programas de formación de 18 meses para un total de 120 ejecutivos.

 

Un puntal logístico en Abrera. 300 millones de euros es la inversión total que realizará Mercadona para poner en marcha su centro logístico en Abrera. Se trata de un complejo que ocupa 200.000 metros cuadrados de superficie –110.000 de los cuales construidos– que empezó a operar en 2014 y que ha ido activándose paulatinamente. Está previsto que el centro alcance su pleno rendimiento en 2018.

 

Se trata de una macro plataforma logística inteligente donde la mayoría de los procesos están automatizados. Los 600 trabajadores prácticamente no tienen que realizar esfuerzo físico alguno, ya que las tareas mecánicas son llevadas a cabo principalmente por robots. Según informa Expansión, el centro de Abrera produce seis millones de barras de pan al mes, prepara palés a un ritmo de 10.000 cajas por hora y tiene capacidad para abastecer a 300 tiendas. Una cifra imponente si tenemos en cuenta que Mercadona dispone de 250 establecimientos en Catalunya.

 

Paralelamente, el grupo de supermercados también está avanzando en la puesta a punto de otro centro logístico en Vitoria desde el que abastecerá a sus establecimientos de la zona norte de España. La inversión en este complejo durante 2017 será de 43 millones de euros. Por último, la joya de la corona de la logística de Mercadona se construirá en Sagunt (Valencia). La compañía ya ha adquirido una parcela de 358.270 metros cuadrados donde construirá, en sucesivas fases, un almacén desde el que se suministrará a toda su red logística.

 

La eficiencia llega a las tiendas. Uno de los grandes caballos de batalla de Mercadona ha sido lo que internamente se ha denominado la lucha por el céntimo. Este concepto hace referencia al esfuerzo constante por parte de la cadena de distribución y sus proveedores por reducir tanto como sea posible los costes asociados a la producción y el transporte de los productos. Este espíritu se traslada ahora a los puntos de venta a través del modelo de tienda eficiente.

 

De los aproximadamente 1.200 millones que se invertirán en 2017, 180 se destinarán a adaptar 125 establecimientos a las características del nuevo modelo de tienda eficiente. Se trata de una remodelación total de los establecimientos que cambiará por completo la decoración interna y la distribución de las secciones. Pero más allá de las cuestiones estéticas, las reformas servirán para que las tiendas ahorren hasta un 40% de consumo energético a través de un mejor aislamiento térmico y los sistemas de iluminación LED. El otro gran avance de este nuevo modelo de local es el incremento de la conectividad de las tiendas con los centros logísticos, que agilizarán los procesos de toda la cadena, especialmente en la gestión de productos fresco.

 

Las cifras de 2016

2016 fue un año en el que Mercadona vio como, de nuevo, todos sus guarismos aumentaban. La facturación se elevó hasta los 21.639 millones (incremento interanual del 3,9%), los beneficios alcanzaron los 636 millones (+4%), las inversiones se situaron en 685 millones (+5%), se realizaron 40 nuevas aperturas netas –con un balance de 10 cierres y 50 inauguraciones– y la plantilla aumentó en 4.000 trabajadores, hasta los 79.000.

 

Este crecimiento ha repercutido en el conjunto de los interproveedores –fabricantes que destinan la mayor parte de su producción, en ocasiones el 100%, a Mercadona–. Estas empresas crearon 3.154 nuevos puestos de trabajo, hasta cerrar 2016 con una plantilla total de 48.728 trabajadores, a la vez que acometieron inversiones por valor de 560 millones de euros en sus líneas de producción, en la optimización de procesos y en labores de I+D+i. Durante 2016 Mercadona realizó compras a proveedores e interproveedores de productos de gran consumo por valor de 16.055 millones de euros, lo que supone el 12% del volumen de las compras a la industria alimentaria española, según datos facilitados por la compañía.

 

Más allá de los datos cuantitativos, otro de los éxitos de Mercadona y de su ecosistema de interproveedores es la innovación en producto. La cadena de supermercados ha ideado un sistema de éxito en el que se combina la apuesta decidida de sus interproveedores por mejorar y crear nuevos artículos, el conocimiento intensivo acerca de las preferencias de consumo de los clientes obtenidas a través de los 12 centros de coinnoovación –una especie de laboratorios de ideas en los que clientes habituales de Mercadona pueden interactuar con distintos productos y aportar ideas para mejorarlos– y el enorme escaparate que supone estar presente en los lineales de las más de 1.600 tiendas de la cadena de supermercados. El resultado es que el 82% de los nuevos productos desarrollados por los interproveedores sobreviven al primer año de comercialización frente al 24% de la media del sector, según un estudio del Instituto Ildefons Cerdà. En los últimos cuatro años se han lanzado un total de 580 nuevas referencias.

 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad

ARCHIVADO EN:

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar