ESTRATEGIAS

3

La nueva cultura del intraemprendedor

Por
Dos piernas: una vestida de casual y la otra con zapatos y pantalón de vestir.

La innovación es la nueva forma de supervivencia de las compañías. Si antes el signo de distinción eran la calidad o los costes, ahora tenemos que añadir la necesidad de hacer las cosas de manera diferente, ya sea la renovación de un producto, una nueva actividad comercial o una forma de organización.

 

Conocedores del negocio, los recursos, los procesos y por lo tanto de las fortalezas y debilidades, son los empleados quienes pueden aportar un punto de vista práctico al proceso de innovación. Este método de generación de ideas a modo de emprendedor bajo el paraguas de una compañía sólida es lo que se conoce como intraemprendimiento o emprendimiento corporativo. Los intraemprendedores son empleados llenos de inquietudes, con ganas de resolver problemas o aprovechar los recursos de una manera diferente. El hecho clave es que estos empleados con ganas de realizar cambios en la organización reciben todo el apoyo de la compañía. De esta forma, además, se fomenta que emerja y se retengan el talento, así como el conocimiento y una nueva forma de liderazgo, lo que hace que el empleado se sienta más identificado con la organización y motivado para seguir dando lo mejor de sí.

 

La cultura corporativa juega un papel clave en los procesos de intraemprendimiento. Los líderes deben ser pioneros en una mentalidad abierta al cambio. Es fundamental que entiendan este nuevo proceso innovador, que lo apoyen y que no tengan miedo a perder a los mejores empleados o a que estos cedan parte de su tiempo al “bien común” de la compañía. Lo habitual es que en la mayoría de los casos el empleado no sea liberado completamente de las tareas asignadas en su puesto de trabajo, por lo que para desarrollar su idea de emprendimiento corporativo todo el equipo cercano debe entender las ventajas de esta iniciativa que aporta valor, ideas y frescura a la organización. Es importante entonces que el sentimiento de comunidad sea una realidad y que se apoye a quienes tienen el valor y el carácter suficientes para trabajar en un proyecto paralelo a las propias tareas por las que fue contratado, a pesar de que en muchas ocasiones la idea acabe por no ponerse en práctica.

 

Por lo tanto, para llevar a cabo con éxito el desarrollo de propuestas de nuevos modelos de negocio o simples cambios en los sistemas o procesos de la compañía, es necesaria la involucración de todo el personal. Como todas las decisiones que se toman en una organización, la decisión de apoyar la innovación llevada a cabo por empleados debe estar basada en una estrategia planificada que a su vez estará alineada con la estrategia corporativa global. De esta forma, se ha de establecer una planificación del programa de intraemprendimiento marcando objetivos, reglas, plazos; ofreciendo recursos como tiempo, dinero, formación, soporte tecnológico, espacio físico, personas... Es importante que en el diseño de este programa estratégico de innovación abierta a los empleados se creen equipos multidisciplinares que discutan la idea desde diferentes áreas de la organización aportando cada uno el punto de vista referente a su campo de conocimiento y experiencia.

 

En definitiva, el intraemprendimiento es el proceso de generación de ideas y el intento de ponerlas en práctica, llevado a cabo desde y por los propios empleados de empresas sólidas; grandes o medianas, que necesitan añadir a su organización algunas ventajas de las start-ups, como la agilidad en la toma de decisiones o la adaptación a una demanda cada vez más global, compleja e incierta.

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar