Publicidad
SECTORES

4

La inmobiliaria digital revoluciona el sector y acaba con las comisiones sobre venta

Por
Ilustración: sobre fondo naranja un icono de casa.

Las comisiones sobre el precio de venta en transacciones de compraventa de vivienda pueden llegar a su fin. O, al menos, eso es lo que pretende el modelo de inmobiliaria digital.

 

La inmobiliaria tradicional carga en concepto de honorarios por intermediación en la compraventa de una vivienda entre el 3% y el 5%. Algunas grandes franquicias inmobiliarias incluso llegan a cargar más del 6%, y algunas también cargan al comprador un cierto porcentaje.

 

Un modelo muchas veces criticado por las elevadas cantidades que puede conllevar en transacciones de viviendas de valor superior al medio millón. Y es que, con la venta de una propiedad de 850.000 euros una agencia inmobiliaria de calle podría llegar a cobrar más de 40.000 euros, por un servicio casi idéntico al que tendría que realizar para la venta de una vivienda de 150.000 euros (7.500 euros de comisión).

 

Además, al ligar el cobro de estos honorarios al éxito de la venta, los intereses de vendedor y agencia pueden no estar alineados en muchas ocasiones, puesto que la inmobiliaria antepondrá en muchos casos la rapidez de la venta para facturar sus honorarios y presionará al vendedor a bajar el precio y así generar mayor interés. Mientras que el propietario buscará conseguir el mejor precio por su vivienda, sin premiar en tanta medida la rapidez de la venta. En este último ejemplo, una bajada de 15.000 euros del precio de venta, para una propiedad de 150.000 euros supone para la inmobiliaria una reducción de solo 750 euros de sus honorarios. Mientras que, por su lado, el vendedor dejará de ganar 21.750 euros (la bajada de los 15.000€ más la comisión de agencia 6.750€).

 

Esta práctica podría llegar a su fin con la llegada de la inmobiliaria digital, un modelo ya presente en países europeos y con gran adopción y recorrido (más de 6 años ya operando) en Reino Unido. Como Netflix, Spotify o Airbnb lo hicieron al entrar en sus respectivos mercados, este modelo hace temblar hoy los cimientos sobre los que se sustenta un modelo tan tradicional y arraigado en el mercado español como la comisión.

 

Gracias al uso de la tecnología y una red de colaboradores expertos, el modelo de inmobiliaria digital utilizado por empresas como Cliventa.com, permite ofrecer un servicio completo para llevar a cabo la venta de una propiedad. Eso sí, dando cierta responsabilidad al vendedor (pues es él quien realiza las visitas y habla con los interesados directamente) y ahorrando de media 17.000 euros en comisiones de agencia.

 

Dichas plataformas digitales, accesibles desde móvil, tablet y cualquier dispositivo, permiten a vendedor y comprador estar en contacto directo en cualquier momento durante el proceso, dotando de transparencia y eliminando pasos ineficientes. Al no disponer de oficinas a pie de calle, los ahorros se trasladan al cliente final, lo que permite ofrecer un plan de servicios integral por menos de 1.000 euros.

 

Hasta hoy, y con menos de un año de recorrido, el modelo de inmobiliaria digital sin comisiones ha ahorrado de media 17.000 euros a sus clientes por propiedad vendida, ha conseguido el 96% de éxito en la consecución del precio de salida al mercado y baraja un tiempo medio de venta no superior a los 2 meses.

 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad
Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar