Publicidad
CLAVES

5

La importancia de la micro-reinvención profesional en un mundo VUCA

Por
Letrero: time for change.

Vivimos en un mundo VUCA, algo que puede resultar muy desmotivador cuando no sentimos la energía que requieren los cambios continuados que nos exige nuestro día a día, tanto física como psicológicamente.

 

¿Qué significa VUCA?

Es el acrónimo de Volátil, Incierto (Uncertain), Complejo y Ambiguo, unos factores muy presentes en nuestra vida actual que van a seguir creciendo vertiginosamente:

 

Volatilidad: elevado número de cambios de toda naturaleza, en múltiples disciplinas y materias > CAMBIO CONSTANTE.

 

– Incertidumbre: ausencia de precedentes y, por lo tanto, de modelos > DISRUPCIÓN.

 

– Complejidad: dificultad para comprender causas y efectos, así como las interacciones entre elementos, tanto internos como externos > NO PREDICCIÓN.

 

Ambigüedad: ausencia de significados, lo que redunda en una incapacidad para la conceptualización precisa de amenazas y oportunidades > NO ANTICIPACIÓN.

 

VUCA en la empresa

El contexto de la empresa actual también es VUCA y, por lo tanto, este concepto influye en la forma en que las empresas se organizan y en cómo se relacionan con sus profesionales y clientes. En consecuencia, incide en las competencias y habilidades que requieren para sus líderes y equipos. VUCA es un concepto con un pasado militar, orientado a entrenar a los profesionales para identificar amenazas y oportunidades e improvisar de forma acertada en situaciones de riesgo y estrés. En realidad, el acierto no es lo único importante en estas circunstancias, sino también el aprendizaje que se extrae del fracaso. Lo que es inaceptable a nivel de VUCA es un fallo que se alimenta de un fallo anterior, porque eso significa que se ha inhibido la capacidad de resiliencia y adaptabilidad, que es su fundamento y lo que distingue a los líderes potenciales de los gestores mediocres.

 

¿Cómo integrarse a un entorno VUCA?

En el mundo empresarial, las funciones de adquisición de talento y desarrollo del liderazgo se van ajustando a VUCA y por ello, cada vez más, se requieren líderes flexibles, adaptables y con una buena gestión de la incertidumbre. Profesionales con capacidad para reinventarse permanentemente y que necesitan un equipo con esas mismas competencias para poder ser eficaces y continuar desarrollándose.

 

Por otro lado, como personas y profesionales independientes, nuestro objetivo es ser felices en circunstancias de incertidumbre y esto requiere mantener nuestro grado de motivación. Para ello, en primer lugar, es importante tener una visión coherente de quienes somos y lo que deseamos, lo que conlleva una reflexión profunda. Otra fuente de automotivación es disponer de una mentalidad basada en el empoderamiento, algo que vale la pena cultivar para ser capaces de incorporar el cambio continuo sin drama, neutralizando así la sensación de estrés, al tener muy presente cuál es nuestro talento y propósito. Por último, también es altamente motivadora la disposición para dejar atrás lo que ya no funciona, es decir, ser capaces de desapegarnos, confiar y fluir con cada nueva circunstancia, adoptando nuevos modelos y reconsiderando “desde dónde” ofrecemos nuestro talento, que es lo que yo denomino micro-reinvención.

 

En una reinvención total, tras una reflexión profunda, cambiaríamos nuestro propósito, mientras que en una micro-reinvención mantenemos intactos nuestra percepción de nosotros mismos y propósito, pero revisamos nuestra interacción con el mismo para ser flexibles en la forma, matizándolos según las nuevas circunstancias. En otras palabras, cuando nos micro-reinventamos revisamos el “desde dónde” que es nuestra diferencia que aporta valor al entorno, consiguiendo la evolución VUCA que éste nos demanda.

 

¡Asúmelo! Estás en un mundo VUCA. Actúa en consecuencia cuanto antes e irás desarrollando músculo, reconduciendo tu camino con fluidez y desapego, según tus nuevas circunstancias, éxitos y fracasos. Cada vez te resultará más fácil y pronto formará parte de tu mentalidad curiosa, abierta al cambio y orientada al networking, lo que te permitirá mantener los motores engrasados y pivotar en tu “desde dónde” cuando se requiera, reconduciendo con desapego. Tomando decisiones, eligiendo, celebrando –errores y aciertos– y corrigiendo cada vez que es necesario, concibiendo nuevos prototipos a testear y validar: cambio de modelo de negocio, nuevos productos, renovación de marca, revisión de la gama, reposicionamiento, etc.

 

Recuerda “si se acumulan los obstáculos, pero tu propósito permanece intacto, es hora de micro-reinventarse con flexibilidad, desapego, compromiso y coherencia”. ¡No te demores!

 

 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad
Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar