ESTRATEGIAS

3

ISO 26000, el mapa de la Responsabilidad Social

Por
Icono de corazón verde sobre traje de ejecutivo.

La Responsabilidad Social afecta a todo tipo de organizaciones e instituciones, empresas, estados, ONG’s, asociaciones, etc. Su objetivo es que las organizaciones evolucionen hacia las tres dimensiones del desarrollo sostenible: medio ambiental, económica y social. Es un concepto fácil de entender pero difícil de poner en marcha cuando nos introducimos en la estructura interna de las organizaciones, cada vez más conscientes de su contribución al mundo, empezando por su comunidad más cercana y terminando por el contexto globalizado en el que cualquier institución trabaja en mayor o menor medida.

 

¿Cómo empezar a ser socialmente responsable? La norma ISO 26000 es una guía con recomendaciones estandarizadas para facilitar el alcance de la Responsabilidad Social. No se trata de una norma que busque la certificación de organización socialmente responsable como sí lo hacen otras normas ISO. Se trata de una serie de pautas para que no sólo las políticas establecidas sino también las operaciones internas y externas se generen de forma íntegra, mucho más allá de lo exigido por ley, afectando por tanto a las organizaciones en su totalidad.

 

Esta norma, publicada en el año 2010, surge por la presión de los grupos de influencia. La sociedad, cada vez más comprometida con su propia evolución, tiende a valorar mejor las organizaciones sostenibles y comprometidas con el entorno. La Responsabilidad Social se ha convertido en una de las claves a la hora de tomar una decisión de compra, inversión o participación para lo que la calificación e imagen que se tenga de las organizaciones es muy importante.

 

Ante este hecho, los encargados de gestionar estas políticas tienen la necesidad de obtener métodos y herramientas que les faciliten llevar a cabo un programa de integración de la Responsabilidad Social. De esta forma, para asegurar la diversidad de la norma y su verdadera utilidad, en su redacción participaron numerosos expertos de las partes interesadas: industria, gobiernos, trabajadores, consumidores, ONG’s, investigadores, etc.

 

La norma orienta sobre las materias fundamentales de la Responsabilidad Social:

 

– Buena gobernanza.

– Derechos humanos.

– Prácticas laborales.

– Medio ambiente.

– Prácticas justas de operación.

– Derechos del consumidor.

– Participación en el desarrollo de la comunidad.

 

No obstante, la norma ISO 26000 no es una exclusiva en este campo. Muchos otros medios también facilitan a las empresas e instituciones la medición o desarrollo de la responsabilidad social. Estas son entre otras, el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones, el Global Reporting Initiative de la ONU o la nueva Directiva de la UE de información no financiera. De hecho, la evolución de la Responsabilidad Social es tal que se comienza a hablar de Creación de Valor Integrado o CRI por sus siglas en inglés, Creating Integrated Value, un movimiento que pretende enfocar el desarrollo de las organizaciones hacia los buenos resultados, las buenas prácticas empresariales y la optimización de las cadenas de valor, todo ello desde el punto de vista de la responsabilidad y sostenibilidad social, económica y medioambiental.


 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad

ARCHIVADO EN:

RSC

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar