Publicidad
ESPAÑA

1

Digitalización para crecer y crear empleo

Por
Revisando los gráficos de la pantalla de una tablet.

La utilización eficiente e intensiva de las TIC en las empresas es un factor imprescindible para mejorar la productividad de nuestra economía. El comercio electrónico es otro de los indicadores que señalan el nivel de desarrollo tecnológico de una sociedad: aumentó el 20,1% en 2016. Para su impulso la digitalización necesita el desarrollo de un Plan de TIC para la pyme y los autónomos y comercio electrónico con medidas integrales en colaboración con los agentes económicos y sociales y otros niveles de la administración.

 

El desarrollo de las industrias de futuro es imprescindible para continuar con la modernización y el crecimiento sostenible de la economía española. Para ello, la digitalización tiene líneas de actuación para potenciar el desarrollo y uso del cloud computing, las smart cities, la inteligencia artificial, el big data, la robótica, entre otros ámbitos y tecnologías de futuro.

 

Además, la digitalización española exige un Plan de Servicios Públicos Digitales en los ámbitos de salud y el bienestar social, administración de justicia y educación, que se sitúe como una palanca fundamental para el fortalecimiento de la industria TIC que da soporte a la economía digital. El presidente Barack Obama dedicó en 2009 el 10% de su “Paquete de estímulo para reactivar la economía” (Economic Recovery Act: 787 billones de dólares, a los que en 2011 añadió otros 400 billones) a la digitalización de las Administraciones Públicas Federales, consciente del “efecto tractor” que tienen del sector privado.

 

Incentivar el uso transformador de las TIC en nuestras empresas

 

El Estudio Advice de Éxito Empresarial mide la aportación a la economía de las TIC, sus aplicaciones y la implantación en las empresas. Según dicho estudio, “la digitalización de nuestras empresas –3,2 millones según el Dirce-INE, 99,88% de ellas son pyme y autónomos– añadiría un punto porcentual anual al Producto Interior Bruto de España. Esto, desde el punto de vista macroeconómico, llevaría consigo un cambio esencial del modelo productivo español, menos dependiente del sector servicios, turismo y construcción, para aumentar el peso de la industria hasta el 20% del PIB, al tiempo que se desarrolla la llamada economía del conocimiento de la mano de la cuarta revolución industrial. En este supuesto, las repercusiones en el empleo español –tipo, calidad, cualificación, temporalidad, etc.– serían muy fuertes: primero, se doblaría la creación de empleo anual, pasando del medio millón de nuevos trabajadores en 2015 y 2016, respectivamente, a la generación de un millón de empleos anuales, a los que estaría asociado una mayor cualificación y formación profesional, mejores salarios, trabajos de calidad y mayor longitud de los contratos. Las tesis empíricas del Estudio Advice de Éxito Empresarial están avaladas por los informes anuales del World Economic Forum que, en enero de 2017, coincidieron en el análisis y en el diagnóstico.

 

Sin embargo, hoy, estos microcosmos empresariales, en España, se han creado en torno a grandes empresas que son vanguardistas y pioneras en sus sectores de actividad: es el caso de Telefónica, hoy ya Telco Digital que ofrece todo el portafolio de servicios digitales para empresa y sector público (internet de las cosas, cloud computing, Robótica, inteligencia artificial y, muy especialmente, análisis de los datos basado en big data, entre otras soluciones) y que aporta, ella sola un 1% al PIB cada década, máxime con el tendido y desarrollo de la fibra óptica hasta el hogar, llegando ya a 20 millones de unidades inmobiliarias con una cuota de mercado del 42%. Vodafone, anglosajona, está siguiendo el mismo camino y dando pasos en la correcta dirección.

 

CaixaBank es el primer banco digital del mundo y primer banco de España por cuota de mercado (28%). Es motivo de orgullo para muchos que un banco español, sea líder mundial, por ejemplo, en banca móvil digital. Y no hay que olvidar que, junto a la modernidad se une la historia: CaixaBank proviene de La Caixa de quien, ya en los tiempos de la Segunda República Española, se decía que “España no se entiende sin La Caixa”, aunque, entonces, se llamara de otra manera.

 

De la misma forma en que César Alierta, José María Álvarez-Pallete, Chema Alonso en Telefónica, han impulsado la Telco Digital, en La Caixa-CaixaBank, han sido Isidre Fainé (también presidente de Gas Natural Fenosa y de la Fundación Bancaria La Caixa), Jaume Giró, Gonzalo Gortázar, etc., quienes han modernizado La Caixa-CaixaBank, recibiendo desde 2009 premios todos los años, como banco más innovador del mundo en TIC y Digitalización, de Forrester, Gartner, IDC, The Banker, Euromoney y Advice Strategic Consultants.

 

El Corte Inglés acaba de anunciar que vende gafas a medida mediante la impresión 3D. Para muestra, baste un botón, dice el refrán. La realidad es que El Corte Inglés se ha convertido en el líder del comercio electrónico en España. Su joven presidente, Dimas Gimeno, ha tenido como objetivo la transformación digital de El Corte Inglés desde el mismo día en que tomó posesión, en septiembre de 2014. Y lo está consiguiendo con éxito según CommScore, IDC, Gartner y Advice.

 

Mucho se habla de smart cities y de la televisión y los contenidos asociados a las empresas operadoras de telecomunicaciones. Nada de esto sería posible sin empresas como Cellnex Telecom, empresa catalana y líder europeo en gestión de infraestructuras de telecomunicaciones. Y lo mismo se aplica al líder mundial de gestión de infraestructuras, Abertis, quien gestiona con tecnologías inteligentes el mayor número de autopistas del mundo. Gas Natural Fenosa –como Hewlett-Packard en el mundo de la computación moderna– tiene de todo: CRM, ERP, BI, SCM, IA y toda la sopa de letras de la digitalización para poder, no solo ser eficiente en sus procesos, sino poder proveer energías limpias y ser líder mundial en el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones.

 

Y, para terminar, ahora paso a incoar el inicio de la próxima tribuna: solo el 0,12% de nuestras empresas son grandes. No llegan a 4.000. Pero de La Caixa-CaixaBank, Telefónica, El Corte Inglés, Abertis, Gas Natural Fenosa, Cellnex Telecom, etc., dependen cientos de miles de pymes y autónomos. Empresas tecnológicas como HP Inc y HPE y, especialmente, Sage, cuidan de las pymes y los autónomos para que se suban al tren de la digitalización.

 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad
Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar