Publicidad
CLAVES

5

¿Deberías revisar tu perfil LinkedIn ahora?

Consejos para potenciarlo y convertirlo en un verdadero instrumento de negocios

Por
¿Deberías revisar tu perfil LinkedIn ahora?

Las historias de personas que, a diario, hacen negocios y atraen clientes cualificados con LinkedIn son innumerables. Seguramente las conoces: personas que desarrollan poderosas redes de contactos estratégicos o que se convierten en líderes de opinión en su campo.

 

Estas historias son alcanzables para todos con una estrategia de LinkedIn bien enfocada y coherente. Pero una estrategia sin un buen fundamento es como un castillo en el aire. Y ese fundamento es tu perfil. Un perfil que cuente tu historia, que hable al otro y le muestre que tú eres la persona a la que debe acudir para cerrar ese negocio, colaborar profesionalmente, o recibir la solución a sus problemas.

 

Tantas veces veo personas que no logran resultados con LinkedIn o que pierden oportunidades de negocios porque su perfil es aburrido, poco inspirador, nada atractivo, o simplemente mediocre.

 

Esas personas pueden creer que LinkedIn no les funciona a ellos o que simplemente la red no sirve. La realidad es que sus perfiles no están hechos para alcanzar sus objetivos.

 

La gente no hace negocios con hojas de vida. Las personas hacen negocios con personas a las que pueden ver, en las que confían y con las que se desarrolla un sentimiento de empatía.

 

Se trata de transformar una hoja de vida en una historia real de lo que eres, haces, de la transformación y solución que entregas a tus clientes.

 

LinkedIn es una mina de oro si cuentas con un perfil estratégicamente construido para alcanzar tus objetivos.

 

¿Estás listo?

Mi consejo es que una vez que tengas claro que LinkedIn es para ti y que tu negocio es para LinkedIn, revises estos puntos:

 

1. ¿Qué buscas con LinkedIn?

Antes de crear un perfil debes tener claro cuáles son tus objetivos con esta red:

 

– hacer negocios,

– buscar socios o aliados,

– vender servicios,

– crear redes de contactos,

– mostrarte como referente en tu ámbito,

– construir tu marca, convertirte en líder de opinión,

– usar el social selling para tu empresa,

– reclutar o buscar empleo.

 

Ese objetivo debería ser cuantificable y medible. Qué cota quieres alcanzar y en cuánto tiempo.

 

1. ¿Tienes un perfil seguro?

Si deseas renovar u optimizar tu perfil, mira primero la sección de ajustes y configuraciones de tu perfil con el fin de garantizar la seguridad de tu cuenta. Con esto podemos elegir opciones adecuadas a tu actividad y objetivos con LinkedIn.

 

2. La primera impresión vale para LinkedIn

Diseña cómo crearás ese primer gran impacto, de la misma manera que lo harías off-line. Dale una mirada a estos 4 elementos: portada, foto, título profesional y resumen. Piensa en qué busca tu cliente ideal; se trata de él, no de ti.

 

3. Construye credibilidad

Crea confianza con prueba social. Para mi forma de ver, es fundamental redactar tu experiencia profesional, elegir tus habilidades y buscar recomendaciones con el objetivo de fortalecer tu reputación. Busca ser estratégico, no solo “informar” sobre ti.

 

4. El toque final

LinkedIn te da 25 cuadros y herramientas para la construcción de tu perfil. Podría ser abrumador hacer todos de un tirón, así que elige los que aporten y se acerquen a tus metas con LinkedIn. Completa los cuadros con información que aporte estratégicamente a la construcción de tu marca. No los llenes por llenar.

 

“Recuerda que no quieres una hoja de vida sino una herramienta de negocios.”

 

Una vez que tengas listo tu perfil, probablemente te preguntes: ¿y ahora qué?

 

Es momento de:

 

1. Maximizar tus oportunidades de negocios.

2. Construir tu posicionamiento.

 

Lo primero se logra con una definición clara de quién es tu cliente ideal o contacto estratégico, con el fin de crear una red de contactos de calidad. De esa red saldrán las oportunidades de negocios, ventas, alianzas, etc.

 

Además debes traducir esa descripción a los términos de LinkedIn y empezar a buscar a esas personas en la red. LinkedIn tiene un poderoso buscador acompañado de parámetros de búsqueda que te permite prospectar con foco a esas personas de interés.

 

“El dinero está en tu red de contactos.”

 

Si esa red ha sido construida con un objetivo en mente, podrás luego comunicarte oportunamente con esas personas para ofrecerles tus servicios, hacer negocios o crear relaciones.

 

Lo segundo, el posicionamiento se obtiene empleando las herramientas que te da LinkedIn. Para mi las principales son:

 

– actualizaciones de perfil,

– publicaciones en PULSE,

– uso de Páginas de Compañía y

– los Grupos.

 

Mi sugerencia es que pienses nuevamente para qué quieres LinkedIn y con esa lente mires tu perfil ahora mismo y lo pulas para que se muestre consistente y coherente con tus metas de negocio.

 

Paola Duran

Especialista en LinkedIn para Atracción de Clientes y Aceleración de Negocios de Servicios www.PaolaDuranNegocios.com

Sigue al autor


Compartir el artículo con un amigo

Publicidad

ARCHIVADO EN:

Linkedin redes sociales
Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar