Publicidad
ESTRATEGIAS

3

¿Cómo escribe un líder?

Por
Móvil con texto en pantalla Work for it.

El término liderazgo puede tener varios significados según de donde tomemos la información. De forma sencilla y comprensible, Wikipedia nos lo define como ‘un conjunto de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser o actuar de las personas o en un grupo de trabajo determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo hacia el logro de sus metas y objetivo’.

 

Un líder debe tener por lo menos la capacidad de motivar a las personas que tiene a su cargo, tomando las iniciativas y decisiones necesarias para que un determinado proyecto salga adelante con la mayor positividad por parte de todos. Sin embargo, si hablamos de un buen líder la cosa se complica, pues no basta con saber motivar a los demás, sino que también debe contar con otras capacidades como la capacidad técnica concreta para las funciones que se le requiere, la capacidad humana para empatizar y armonizar posibles conflictos y la capacidad intelectual, entendida tanto a nivel cognitivo como emocional.

 

Existen varios tipos o estilos de liderazgo, dependiendo de los estudiosos del tema. Daniel Goleman, por ejemplo, determina 6 estilos diferentes de liderar: coercitivo, imitativo, participativo, orientativo, afiliativo y participador. También hay quien le da otros vocablos como visionario, coaching, democrático, aunque más que el nombre lo importante es entender las características que van a llevar a ese líder a conducir la empresa de manera firme y decidida hacia el éxito.

 

La integridad es una de las características esenciales para que las empresas obtengan el beneficio esperado. La ética y la confianza es rentable. La integridad predice el éxito en mayor medida, muchas veces, que la calidad del producto o la innovación. Sabemos también que el concepto de fidelidad se está diluyendo cada vez más, porque cada vez es más difícil retener a los clientes, a los empleados, a los proveedores, a los accionistas o a los colaboradores. Es mucho más fácil atraerlos. Por eso, tal y como queramos que sea la empresa, así deberán ser los directivos: íntegros, coherentes, consistentes y sólidos.

 

La persona ‘líder’ lo refleja muy claramente en su escritura. Hay ciertos aspectos gráficos inherentes, aunque cada líder tiene un estilo y unas características diferentes a la hora de actuar.

 

Por ejemplo, si lo que estamos buscando es una persona capaz de solucionar los problemas por sí misma, que busque los aspectos prácticos y teóricos, capaz de innovar, que vaya por delante en las respuestas y que se implique en lo que hace, tendremos en cuenta que su escritura cuente al menos con ciertos signos gráficos como: grande, inclinada, de presión apoyada, las hampas y las jambas más bien largas y que a la vez sea un poco oral, fálico y anal, a ser posible.

 

Si buscamos a alguien muy astuto, nos conviene que su escritura sea más bien pequeña, que el trazo sea delgado y que la presión sea ligera. Si lo que queremos es una persona más fría necesitaremos ver un trazo grueso y pastoso, que no presione mucho y que sea tenso.

 

En términos muy generales, un líder tiene una escritura firme, con una zona media fuerte, inclinada, con una toma de la página libre, con los finales alargados, con las tildes de la ‘t’ rectas y adelantadas, con las hampas y las jambas sin torsionarse, presionando al escribir, con signos de progresión hacia la derecha y con un movimiento más bien dinámico.

 

Compartir el artículo con un amigo

Publicidad

ARCHIVADO EN:

grafología liderazgo
Publicidad

    Comentarios



    Acceda o regístrese para comentar